Tel. 91 514 17 11 / 00 (24 h.)Pº Juan XXIII, 3. 28040 MADRID

Cultura

Priscilla

Tras cinco duras jornadas de estudio intenso, el fin de semana se afronta de primeras con una sonrisa de oreja a oreja y con un ánimo que no sabes de donde sale. Pero si además este empieza con un evento como el del viernes pasado, entonces mucho más.

TeatroAlcalaCinco y cuarto de la tarde. Colegio Mayor Pío XII. Dieciocho colegiales inusualmente acicalados nos disponemos a abordar en tropel a los ocupantes de la línea seis de metro. Siete paradas y un trasbordo después llegamos a nuestro destino: el Nuevo Teatro Alcalá. ¿Objetivo?: mantener la atención, en la medida de lo posible, en un autobús rosa y tres "drac queens" mientras durara su viaje por el desierto de Australia.

Unas impresionantes puestas en escena y una música como poco pegadiza mantienen alta la expectación del público durante la primera parte de la obra, que transcurre sin mayores percances en lo que atañe a los palcos ocupados por el pío. Tras un descanso en el que fue difícil encontrar a alguien sin los ojos como platos volvemos a nuestros asientos con la duda de si el cava cambiaría nuestra percepción de la obra. No sé si fue ese el motivo o no, pero desde luego la cosa iba mejorando. La historia no perdía ripio y el argumento tomaba consistencia. Sin embargo, he de admitir que el desmadre de las mujeres del palco de al lado contribuyó al espectáculo.

Habíamos pasado de un comienzo con justificadas caras de asombro e incomprensión a un final en el que todos estábamos levantados de nuestros asientos aplaudiendo al ritmo de la música.

En general, si tuviera que calificar el comienzo del fin de semana seguramente utilizaría adjetivos tan ambiguos como sorprendente, inesperado, llamativo, interesante, curioso o inusual. Precisamente porque ni yo me aclaro sobre mis propias impresiones. Lo que sí tengo muy claro es que compartir una experiencia como esta junto con la risa tonta de Légolas, las caras de circunstancia de Mcglobing y Cósmico, los oportunos comentarios de Jackie o el inusitado ánimo de la pareja Hodor-Chicharrero no tiene precio.

Pedro Sánchez Novo
Colegial De Primer Año

 

Twitter


Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Texto legal